domingo, 18 de diciembre de 2022

EL RESPALDO DEL IMAM ALHUARI رحمه الله AL HOMENAJE AL SR. OMAR DUDDÚ

RECORDATORIO DEL APOYO QUE DIO EL IMAM ALHUARI AL SEÑOR OMAR DUDDÚ FRENTE A LA LAMENTABLE CAMPAÑA ORQUESTADA CONTRA ÉL EN 2019 POR MELILLENSES COLABORACIONISTAS

El 10 de febrero de 2019, se programó un homenaje al ilustre melillense que lideró y dirigió la lucha de los amazíes y yeblíes para alcanzar sus derechos cívicos. Habían pasado 32 años de la lamentable incursión del Gobernador Manuel Céspedes en los barrios rifeños, que sirvió de pretexto para iniciar un montaje judicial para descabezar al pueblo amazigh de Melilla. (Ver El País, 02 febrero de 1987. https://acortar.link/TTtzmh).

Habían pasado 32 años desde que uno de los detenidos, claudicando de su condición de preso político (y si me apuran de su condición de persona), reventara en la prisión de El Acebuche a nuestro pueblo eyectando "si existen responsabilidades por los incidentes del pasado fin de semana hay que imputárselas al representante del colectivo musulmán" (Ver El País, 07 febrero de 1987. https://acortar.link/BIGArU). Este traidor infame se le recompensó muy bien, pues entró a la cárcel sin nada más que su ego, y salió con dos negocios, aldabas en el Ayuntamiento y en la Delegación del Gobierno español y una carrera política a pesar de estar, hasta 1997, imputado formalmente por un gravísimo delito de sedición. A este personajillo es al que se refiere la periodista Irene Flores en uno de sus artículos contraponiéndolo a Abderraman Benyahya: 

Benyahya no acabó como algunos de sus coetáneos de entonces en ‘El Acebuche’ pero tampoco vio cómo de repente su vida cambiaba para mejor hasta convertirse en un pujante empresario capaz de acumular propiedades. (Ver El Faro de Melilla, de 06 de junio de 2011. https://acortar.link/LFpGRm) 

Como a este traidor en lo personal le fue bien vendiendo a su pueblo, muchos empezaron a hacer lo mismo. El que se mueve no sale en la foto, decía Alfonso Guerra. Conforme se vendían los intereses de nuestro pueblo a cambio de satisfacer los egos y necesidades individuales de unos pocos, la lucha de los racistas contra el colectivo musulmán se fue convirtiendo en la lucha de amazíes contra amazíes. Y así, durante más de treinta asquerosos años. 

En 2019 a esos traidores, sin más oficio ni beneficio que habernos vendido, les resultó irritante, porque les retrataba, la preparación de un homenaje, por el pueblo amazigh de Melilla, al Sr. Omar Duddú. Un pueblo, que debe sus derechos cívicos a esa lucha que dirigió el Sr. Omar Duddú y que le costó, primero, su despido como funcionario, luego, su ruina como Asesor, luego, cinco atentados personales (tres en Melilla, por racistas armados por las cloacas y protegidos por los jueces) y, finalmente, un largo exilio seguido por la retirada de la nacionalidad española. Tanto compromiso hiere la sensibilidad del mercenario y es completamente normal. 

La sensibilidad herida del vendido, que hasta el honor ajeno retrata su carácter mezquino y miserable, movió a una asquerosa campaña de boicot al homenaje al Sr. Omar Duddú, rememorando las injurias que estas personas difundían, a orden de la Delegación del Gobierno español, para acabar con el pueblo amazigh organizado, mediante el linchamiento encarnizado a su líder. Para esta campaña se valieron hasta de buena gente, gente joven, a la que, por su temprana edad, engañaron para difundir las mentiras y embustes que pergeñaron los racistas, los mismos racistas que mandaron aporrear a sus madres y luego matarlos mediante terroristas que no han ido aún a la cárcel (y no irán). 

En mitad de esta campaña infecta, brilló el coraje que alberga nuestro pueblo y que con la línea correcta volverá a emerger algún día, pese a todos los intentos colonialistas. Un predicador rifeño, muy querido en Mřič, el iniciador de las jutab en tamazight, Sid MOHAMED EL HOUARI, ya difunto, no se lo pensó dos veces, y sin miedo a las represalias, dio su público apoyo al homenaje al líder melillense, Omar Duddú. Sid MOHAMED EL HOUARI, con la valentía y el orgullo propio del pueblo que en 1985 cambió el rumbo de la historia, explicó a los melillenses que los colonialistas utilizan la división y la persecución encarnizada a los líderes que reivindican los derechos de sus pueblo. Dio apoyo al Sr. Omar Duddú, por cuanto éste ha entregado su vida entera por los derechos de nuestro pueblo, y aconsejó la unión. Si lo conseguimos en 1985, algún día ho tornarem a fer.

         

0 comments:

Publicar un comentario