martes, 5 de abril de 2022

GONZALO HERNÁNDEZ, EL SOCIALISTA QUE NEGABA LA BENEFICENCIA A LOS POBRES, SI ERAN MUSULMANES


Fue el único Alcalde de Melilla del PSOE, e hizo todo lo posible por que se aplicara la Ley de Extranjería en Melilla y se deportara a muchas familias melillenses musulmanas. Pero lo más asqueroso que hizo fueron sus asquerosos decretos por los que negó la asistencia social a los musulmanes (acto deleznable por el que fue denunciado por el propio Gobierno de España (que también era el PSOE). Vid. El País 5 de junio de 1986.

Este personaje, gris, seco, obscuro... que iba de melillense y español, y que trataba de extranjeros a sus vecinos, nacidos en Melilla, era en realidad uno de tantos funcionarios venidos de afuera, únicamente por los pluses de residencia, el cual, tras terminar de enriquecerse en nuestra tierra, e intentar deportar de paso, a muchos imaziguen que eran melillenses (NO COMO ÉL), se volvió a Toledo donde vivió hasta el fin de sus días.

Le ofrecieron hasta una vivienda gratuita en Melilla, por haber sido maestro, pero como los 40.000 funcionarios peninsulares que el régimen franquista trajo a esta tierra se volvió a la suya. Hubo muchos que actuaron como él, prácticamente todos los "nacionalistas", nombre con el que se conocía a la ultraderecha franquista de APROME, con la que se codeaban Pepe y Juanjo Imbroda de la UPM. También el líder de APROME, el racista José González Orel, vive en Sevilla, tras recibir una millonada por la expropiación de su finca, demolida para levantar la Urbanización Las Palmeras. El director del Diario La Costa del Sol, el racista Armando Robles, tampoco está entre nosotros, se fue al lugar del que procede, descansa en paz en Málaga, desde donde dirige un diario neonazi, Alerta Digital, un vomitorio por el que evacúa sus cogitaciones, como que "las moras de Melilla paren como las ratas".

A continuación adjuntamos el fragmento del editorial del Melilla Hoy:
«El jueves pasado hizo 25 años que el ex-alcalde Gonzalo Hernández, maestro, pidió su traslado desde Melilla a su natal Toledo, según recordaba nuestro periódico de ese día en la sección que dedicamos diariamente a lo más destacado que ocurrió en nuestra ciudad hace 25 y 30 años.
El hecho no hubiera pasado de la anécdota intrascendente si no recordáramos que el que fuera alcalde socialista de nuestra ciudad, que declaró y ejecutó un boicot absoluto a nuestro periódico, el único diario de Melilla, que perdió el juicio que le presentamos y la batalla contra la libertad de expresión que nos presentó y que, además, fue condenado e inhabilitado por otros delitos, prometió y aseguró, una y otra vez, que nuestro periódico mentía cuando asegurábamos que una vez que perdiera las elecciones y dejara de ser alcalde -como ocurrió- se iría de Melilla y volvería a su Toledo natal, que fue exactamente lo que, sin tardanza, hizo, tras vender la casa de maestros que consiguió.» 
         

0 comments:

Publicar un comentario