martes, 28 de septiembre de 2021

JUNIO DE 1975: CUANDO LA PLAZA DE TOROS SE CONVIRTIÓ EN UN CAMPO DE CONCENTRACIÓN

                  Verano de 1975, una mujer que hoy tienen 59 años y entonces tenía 13 añitos, todavía recuerda cómo entonces, viviendo en el territorio marroquí de la tribu melillense deportada de los i3elelíen, una tarde en la que disfrutaba de los últimos momentos de juego antes del atardecer, una familia sobrevino del horizonte. Eran un hombre, una mujer y cinco hijos. Iban cargados de enseres, como si a sus hombros cargaran su propia casa, díjome. Inmediatamente la pequeña avisó a su madre, Tamanant, quien al asomarse no pudo evitar exclamar «¡Arrasullah!»[1]

           ―Assalamu alaikum, Tamanant, hemos tenido que volver de Melilla, encima no hemos encontrado un coche ni nadie que nos ayudara ―Decía la mujer mientras mantenía el ceño fruncido y no podía levantar la cabeza del suelo.  

            ―Pero ¿qué ha pasado?

            ―Mamá, ¿podemos ir a jugar con estas vecinas? ―Interrumpió la niña.

          ―¡No son vecinas, condenada, pertenecen a la tribu! ―En una tribu tamazight es una ofensa llamar a un miembro "vecino" pues todos están unidos por lazos de sangre.

        ―No la regañes Tamanant, es pequeña, id a jugad juntas, sí ―Dijo la mujer deportada para continuar lamentándose ―Nos hemos tenido que ir de Melilla…

        ―Pero, ¿qué ha ocurrido llevabais muchísimos años viviendo en Melilla? 

        Esta familia vivía en el Barrio de los Cuernos. Como la mayor parte de los imaziguen de Melilla, al estar indocumentados, carecían de ningún derecho cívico dentro de la Ciudad y estaban sometidos a la arbitrariedad de las autoridades del momento.

        ―Están haciendo “rijistru”, entran en las casas, lo rompen todo, nos pegan… ―la mujer no pudo evitar romper a llorar― a muchas mujeres vírgenes les han hecho vergüenzas… mi hermana también se ha ido y muchos en Melilla están huyendo.

        Mientras las mujeres hablaban, el marido, Abdeslam, que era miembro de la tribu, donde era conocido como Borondo, buscaba su terreno tribal. En él sólo había una choza sin puertas, casi derruida junto a la casa de mi abuelo, su tío. Tras poner unas cortinillas para lograr cierta intimidad llamaría a su mujer y a sus hijos, melillenses de nacimiento deportados por la barbarie,   «Venga entrad, esta noche la pasaremos cómo podamos y ya mañana arreglaré esto un poco más».

        Han pasado 46 años de esto, pero como otros cientos de melillenses, esta familia no ha vuelto a Melilla, siguen viviendo allá donde tuvieron que exiliarse y lo peor es que nadie les ha pedido perdón.   

        El lector debe estar preguntándose por lo que pasó en Melilla el mes de julio de 1975. Hay capítulos en la historia que los imaziguen de Melilla simplemente han decidido borrar de su memoria. Los que los vivieron, hablan y actúan como si nunca hubieran sucedido. Es como la mujer violada que, aún traumatizada, rechaza que eso le hubiera pasado a ella.

        Una de las mayores infamias contra la población local tamazight de Melilla ocurrió tras los condenables hechos del 26 de junio de 1975. Para contextualizar, habría que decir que estamos en plena agonía de Franco y del franquismo, la época en que diferentes bandas de asesinos como la ETA, el FRAP, el GRAPO, Terra Lliure y, en el Sahara, el Polisario, se ponían de acuerdo para hacer tambalear los cimientos del Estado franquista. Al mismo tiempo, en el plano internacional, Marruecos y Argelia presionaban en la ONU para que se descolonizara no sólo el Sahara sino también Ceuta y Melilla. El miedo entre la población de ascendencia peninsular en ambas ciudades, aun comprensible, rallaba lo patológico.[3]

        Un día después de la expulsión de los colonos portugueses de Mozambique, el viernes 26 de junio de 1975, a lo largo de la tarde, estallarían varios artefactos explosivos en Ceuta y Melilla. Ningún país ni ninguna banda terrorista reivindicaron la acción. Con el tiempo se llegaría a barajar la autoría de ETA, aunque hasta el día de hoy es un misterio. La profesora, Carmen R. García Ruiz, de la Universidad de Almería, apunta en un informe titulado «Origen y Desarticulación del Comité Pro-Frap en Málaga», que el PCE(i), podría haber participado en los atentados desarrollados en Ceuta y Melilla en los setenta.

        Siendo estrictos, en Melilla no hubo ningún atentado,[4] lo que hubo no pasó de un conato o intento que gracias a Dios, no se desarrolló, pues el que individuo no identificado que portaba el artefacto saltó por los aires en la zona del arroyo Farjana, sin lamentarse daño ni muerte alguna más que la del subjeto. A pesar de ello, inmediatamente la población de ascendencia peninsular de Melilla saltó en cólera contra Marruecos y "los promarroquíes", un eterno fantasma melillense.

Pequeño cráter producido por la explosión

        Se dio por sentado que el atentado fue orquestado por Marruecos, que el objetivo era volar la misma ciudad explosionando el artefacto en los depósitos de combustible dela Compañía Shell y que los responsables éramos los nativos imaziguen de Melilla, que entonces estábamos desprovistos de los derechos cívicos más básicos.

        Inmediatamente una masa enfervorecida saldría de sus casas, si bien muchos sólo para concentrarse frente al Ayuntamiento como muestra de repulsa, otros más primarios, se unieron a la policía y el ejército franquistas, para ir a la caza del moro. Estos centenares de civiles armados, es decir paramilitares, serán la cantera de una asociación de extrema derecha españolista y racista llamada APROME, la cual desde entonces hasta entrados los noventa tendrá como objetivo "expulsar a los 15.000 colonos marroquíes establecidos en Melilla", también será fiera contra los que sin ser moros consideraban “traidores y entreguistas”.[5]


        Durante ese mes de julio de 1975, la violencia contra el marroquí se extenderá por las calles de Melilla y el terror se adueñará de los imaziguen de Melilla, los cuales desprovistos de cualquier derecho formal, serán el objetivo de bandas de matones de extrema derecha protegidos por las cloacas franquistas.

        Lo que en teoría era una investigación para saber si algún amazigh melillense tenía relación con los hechos, en la práctica se convirtió en un auténtico pogromo o caza, dedicado a la identificación y detención de “indocumentados”, que por aquel entonces éramos casi todos los imaziguen de Melilla. En este episodio, el barrio más castigado será el Monte Maria Cristina, donde los vecinos más antiguos aún recuerdan los allanamientos, las palizas, secuestros y algunas hablan de violaciones. Los detenidos fueron concentrados en la Plaza de Toros que funcionó como un campo de concentración.

  

        El pánico cundió entre la población nativa melillense y ese julio negro centenares huirían de la Melilla que les vio nacer, muchos para no volver hasta la muerte de Franco y otros, como mi tío Borondo, para no volver jamás.

        En estos momentos de miedo y confusión empero es cuando más brilla el coraje de quienes encaran la tiranía. Así, muchos vecinos aún recuerdan la valentía de un Capitán de la Legión, llamado Hamed, quien opuso resistencia a la turba de franquistas, reforzados por vecinos racistas, cuando profanaron la Mezquita Central. El Capitán Hamed no puso hacer mucho y solo consiguió ser tildado de “moro de mierda y traidor”, pero su acto heroico se recuerda hasta el día de hoy.

        La jarka de barbarie que constituyó el pogromo de 1975 fue aumentando en intensidad hasta ser vista con inquietud por las mismas autoridades militares de la Plaza, marcando la toma de conciencia por parte del que luego será el líder de los amazíes de Melilla, Omar Duddú, que entonces era un joven estudiante universitario marxista en la Facultad de Económicas de la Universidad de Málaga. 37 años después, en 2012, lo recordará de esta manera:

La represión provocó un éxodo hacia Marruecos de miles de melillenses musulmanes, huyendo de la tierra en la que habían vivido, nacido y crecido. El éxodo fue tan numeroso y las consecuencias económicas y políticas, nacionales e internacionales, fueron tan grandes y graves, que el propio Comandante General declaraba unos días más tarde que garantizaba su seguridad al volver a su tierra y sus casas. Omar M. Duddú (2012). La Comunidad Musulmana Melillense: Breve historia y su evolución de 1975 a 2012. Diario Melilla Hoy.

Los pogromos se continuarían a lo largo de toda la década de los setenta alimentados por teorías conspiranoicas entre la población peninsular en Melilla, tales como "la Marcha de la Tortuga" o las supuestas clausulas secretas del Tratado de Madrid por las que se entregaría Melilla en 1980.  

REFERENCIAS

-    Hemeroteca de ABC. Recuperado de https://www.abc.es/archivo/

-    Hemeroteca del grupo EFE. Recuperado de https://efs.efeservicios.com/

-    Martín, Antonio. (viernes, 26 de junio de 2015). 26 de junio de 1975: Ceuta sufrió un doble atentado. Ceuta Reportajes. https://ceutareportajes.blogspot.com/2015/06/26-de-junio-de-1975-ceuta-sufrio-un.html

-      REDACCIÓN DEL FARO DE CEUTA. (20 de enero de 2013). Los cuatro atentados aún por esclarecer. El Faro de Ceuta. https://elfarodeceuta.es/los-cuatro-atentados-aun-por-esclarecer/



[1] Formula exclamatoria tradicional entre los imaziguen. Lit. “Oh, Enviado!!” (referido al profeta Muhammad SWS.

[3] Los sefardíes cebtíes y melillenses hacía ya décadas que habían abandonado sus hogares para hacerse israelíes. 

[4] En Ceuta sí que podemos hablar de una cadena de cuatro atentados a lo largo de los setenta, con sospechas de una posible implicación de la banda terrorista GRAPO

[5] APROME lejos de ser ilegalizado concurrirá a las elecciones hasta 1999.

[6] Hubo varios pogromos o cazas del moro más a lo largo de los setenta y ochenta.





lunes, 7 de junio de 2021

DERRIBANDO INFUNDIOS: EL MITO DEL V CENTENARIO DE MELILLA


1. Partimos de que las disposiciones del Tratado de Wad Rass , firmado en 1860 (hace 162 años), no se llevaron a la práctica hasta 1894 (hace 128 años, no 500), ello por la oposición de nuestros antepasados, que era SU tierra y se resistían a entregarla (los románticos ven en este suceso un germen del nacionalismo rifeño, que aquí no nos interesa).

La resistencia a que los NATIVOS entreguen SU tierra, es demostrable en el hecho de que para OCUPARSE se ha de hacer manu militari, siendo referenciable la Guerra de Margallo (1893-1894).

2. Los territorios a los que hace referencia el Tratado de Tetuán conforman al menos el 95% de la actual Melilla. Ergo, esos terrenos, que son prácticamente la integridad de lo que hace a Melilla, ciudad, NO TIENEN 500 años (ni de lejos).

3. Esos terrenos, prácticamente toda Melilla, salvo Melilla la Vieja, fueron ocupados POR LA FUERZA MILITAR (Guerra de Tetuán, de Margallo...), siendo arrancados al Reino de Marruecos primero (1860, sobre el papel) y a la población nativa rifeña ya de manera efectiva mucho después. Al mismo que otras naciones europeas estaban ocupando del mismo modo toda África. Concretamente, el más claro ejemplo y a la vez competidor de España era Francia que COLONIZA al mismo tiempo Argelia. De hecho, la presión española sobre Marruecos no empieza hasta que Francia empieza a ocupar Argelia, a mediados del s XIX.

Por lo tanto, la OCUPACIÓN de lo que hoy conocemos como la Ciudad de Melilla, se remonta a la época de la colonización europea de África y no se distingue del mecanismo de COLONIZACIÓN que utilizaron otras potencias coloniales, a decir, la guerra y el pacto de pacificación.


4. No podemos, por tanto, separar la colonización de Melilla de casos contemporáneos en los que ésta se inspiró, y en concreto del caso argelino, provincia de Francia. En otras palabras, quien defienda la validez del Tratado de Tetuán habrá de defender que el Congo y Argelia no tenían razones para independizarse, Y ESA POSTURA TIENE UN NOMBRE.

5. Sidi Ifni que se coloniza merced al Tratado de Tetuán (como principio de la colonización del Sahara marroquí, por cierto) luego se descolonizó.

6. La aplicación de lo dispuesto décadas antes en Tetuán, no era un objetivo per se, sino que estuvo orientado a la colonización/"protección" de Marruecos. Inmediatamente se suceden los hechos del Barranco del Lobo. Entonces, es obvio que la colonización efectiva de Melilla tuvo como razón de ser la colonización DEL RESTO de Marruecos, considerándose a lo sumo una fase previa del mismo proceso (totalmente normal en esa época, por otra parte). 7. Se ha de concluir que la población rifeña del campo de Melilla y la yebalita del campo de Ceuta han tenido derechos históricos sobre la tierra de la que España les DESALOJÓ por la fuerza, alcanzando una parte de los nativos melillenses y cebtíes sus derechos civiles gracias al Movimiento de 1985, dirigido por don Omar Duddú El Founti, aunque otra parte, los establecidos al otro lado de la frontera, los despectivamente llamados "morubes", continúan sometidos a una explotación brutal al tiempo que se les sigue considerando extranjeros en su propia tierrra.





MANIFIESTO CONTRA LA CONCENTRACIÓN DE VOX EN MELILLA

 Quiero mandar mi apoyo a la comunidad nativa de Cebta, que en estos días está siendo acosada por los enemigos de la convivencia.

Hace años, gracias al PDM de Aomar Dudú, que nos defendió hasta las últimas consecuencias, los melillenses y cebtíes consiguimos los derechos cívicos.
Con los actuales representantes sociales y políticos que tenemos estamos perdiendo todo lo ganado. Y esto es así porque desde el inicio de la crisis se han lanzado a insultar a Marruecos en vez de a defendernos.
Como ciudadano, hago un llamamiento a los políticos a que NO DEJEN ENTRAR A LA EXTREMA DERECHA y a que defiendan al pueblo de Melilla.
Aomar Dudú ha pagado su compromiso por nosotros con el exilio, ¿qué narices estáis haciendo por nosotros?
Si no nos defendéis de la horda fascista hoy, dentro de dos años sabremos a quien no volver a votar NUNCA.


Nuestros padres no salieron a reclamar sus derechos, mirando fijamente a la ultraderecha (APROME) que les amenazaba y escupía, para que nosotros recibamos a Ortega Smith.
Este miércoles, Smith no tiene nada que hacer en nuestra Ciudad.


BREVE RESUMEN DE LO SUCEDIDO EN CEBTA

 Ese partido de extrema derecha, llamado VOX, que niega la naturalidad a los musulmanes de Cebta y Melilla. Es el origen de todos los problemas. Hasta que esos politicastros no se presentaron en Cebta, no hubo ningún problema de convivencia. Los musulmanes se indignaron como los demás con los sucesos en la frontera. Opino que se excedieron en la indignación y mucho racista peninsular camuflado se creció.

Aún así, los rifeños lo seguimos diciendo, todos los nacidos en Cebta y Melilla son melillenses, sean del color que sean y recen al dios que rezan, si rezan. VOX no dice eso y los peninsulares en Melilla que lo apoyan apoyan a los que nos niegan
Por favor no criminalicen a la víctima y no se carguen la convivencia.

VOX niega a la mitad musulmana de Cebta y Melilla. Como la izquierda abertzale negaba a la mitad castellana del País Vasco.
VOX no tiene nada que ver con el heroico PP vasco del que Abascal se fue, los nuevos abertzales son los voxistas, por eso han de ser ilegalizados, como lo fueron los batasunos.

UN RECLAMOA FAVOR DEL PATRIOTISMO CONSTITUCIONAL ESPAÑOL

 Voy a ser lo más claro que pueda, a sabiendas de lo que voy a decir será polémico.

Opino, y es meramente mi opinión, que parte de lo que está sucediendo en Cebta, y sucederá en Melilla, es consecuencia de los ataques tan furibundos como ridículos que han lanzado MAGREBÍES con DNI contra el Magreb.
MUCHO RACISTA CAMUFLADO SE HA CRECIDO.
Opino que a VOX no se le confronta con el "yo soy español, español, español...". ESO LES CRECE y les hace reírse "de esos moros renegados".
La comunidad nativa (rifeña y yebli) siempre ha luchado contra el nacionalismo español. Siempre ha reclamado el PATRIOTISMO CONSTITUCIONAL.
¿Qué es? Parte de que la nacionalidad es un asunto administrativo. Así, NO podemos exigir a nadie que sea de tal modo.
Lo único que se exige es el RESPETO A LA LEY y quién la incumple, va a la cárcel o es penado de otro modo.
CUMPLIMIENTO DE LA LEY ES EL ÚNICO PATRIOTISMO QUE NUESTRO PUEBLO HA RECLAMADO, ya está bien de tanta banderola que crece a quien cree que la nacionalidad es una raza o un modo de pensar.
Éste es el camino para mantener los derechos cívicos y sociales que no fueron regalados, sino que son mérito del movimiento rifeño.

EL EXILIO DE DUDÚ, EL LÍDER QUE NUNCA ABANDONÓ A SU PUEBLO

El exilio de Duduh fue una oscura maniobra orquestada por un Delegado del Gobierno, Manuel Céspedes, luego acusado por la Policía de pertenecer al GAL. En esta operación la connivencia de Marruecos fue fundamental, posiblemente obligado por las clausulas secretas del Tratado de Madrid respectivas a Cebta y Melilla.

El Partido de los Demócratas de Melilla, era el partido más democrático de la . ciudad, por la tradición tribal rifeña, toda la autoridad reposaba en las asambleas populares. Cada barrio tenía la suya y todo rifeño melillense, con DNI o sin él, podía participar. En 1987, Aomar Dudú gozaba del cerrado favor de las asambleas,lo que impedía toda oposición interna.

Que a finales de 1986, la Asamblea del Queipo declarara el "carácter  árabe, magrebí y musulmán" de Cebta y Melilla y exigiera la doble nacionalidad, se convirtió en un problema para el Estado español. Aomar contaba con el favor de las asambleas del pueblo, así que la única manera de atajar el problema era que Marruecos lo acogiera cordialmente y no lo dejara volver ,cosa que efectivamente así sucedió.

En su ausencia, los dirigentes secundones pasaron a un primer plano, retractándose de lo que votaron meses antes, cuando se aplaudían por ello. Hicieron un gran favor al Estado, dividiendo al colectivo rifeño en tres organizaciones (Asociación Musulmana de Melilla, Consejo Religioso Musulmán y Asociación Islámica Badr) y destruyendo el sistema asambleario democrático de Dudú.   

Es algo lógico (¿por qué, si no, no volvió hasta finales de los 90?), NOS TOMAN POR TONTOS
A día de hoy, en todo caso, lo anterior lo reconocen abiertamente políticos como Liarte y periodistas.
LOS QUE AHORA ESTÁN EN POLÍTICA SON LOS QUE SE PRESTARON A COLABORAR PARA HACERSE PERDONAR, TRAICIONANDO A AOMAR, pero la historia no los absorberá, como tampoco absolvió a los traidores a Abdelkrim.



VOX MELILLA, Y SU DESPRECIO A LA CONVIVENCIA

 


Éste es el escritor que invitó a Melilla, Vox Melilla, decisión que el partido tomó por estupidez.

Raad está en su derecho de opinar lo que le plazca, su comunidad ha sufrido mucho hasta que el Baaz les garantizó sus derechos cívicos; pero Vox Melilla tiene una responsabilidad como partido, si cuestiona "los consensos del 89" que luego no se lamente de que aumente en Melilla la postura independentista. Ya pasó una vez...

Mucho más, VOX es un partido oportunista que utiliza el doble lenguaje para mantener una postura anticonstitucional. El islamismo es una abominable ideología totalitaria de extrema derecha que se basa en la aplicación de la Shariah. Para los zascandiles de VOX, "islamistas" son todos los musulmanes, por si les denuncian los musulmanes y les llama el Juez.
Nada tienen que ver los voxeros con el PP y menos con el heroico PP vasco, que pagó con vida la defensa de una sociedad diversa. Creo entender ahora por qué Abascal salió de ese heroico partido para irse a Madrid.

AOMAR DUDÚ

 


En los 80, Aomar Dudu era el líder indiscutido de la Melilla rifeña, con el cerrado favor de las Asambleas que impedía toda oposición interna (como luego denunciaron oportunistamente los críticos). Para acabar con su popularidad se tuvo que urdir un plan para exiliarlo a otro país y ACABAR CON LAS ASAMBLEAS, algo para lo que los traidores al pueblo fueron fundamentales.

Pude recabar hace pocos días de un importantísimo dirigente histórico del PDM, que experiencias como el 15M y los círculos de Podemos les recordaron al movimiento democrático del 85 del que nacieron las asambleas melillenses que luego constituyeron el PDM.
El Gobierno del PSOE se cargó la formación y borró a sus militantes de nuestra memoria democrática. No olvidemos.
¿Un segundo partido?, soy escéptico. Las 4 organizaciones que conforman la representación de nuestro pueblo han nombrado oficiosamente a CpM como su partido.
Así, si en los 80 teníamos a una organización social Terra Omnium de la que emanaban las consignas para la organización politica PDM. Hoy los que dirigían Terra Omnium (más los de Yimmy Moh ) se han refundado como CIM y siguen impartiendo las consignas para la formación política, CpM.

EL PROCES MELILLENSE

 El movimiento de la comunidad musulmana de Melilla en el 85 fue un proceso muy similar, en mi opinión, al Proces catalán , con la reivindicación de la democracia directa mediante las asambleas (una por cada barrio rifeño), el derecho a decidir (elecciones paralelas) y la participación femenista (episodios como el de《las madres de la Plaza de España》).

Todo terminó como en Cataluña con el inicio de un proceso de sedición contra los dirigentes del PDM, 9 presos políticos y el líder don Aomar Dudu , como don Carles Puigdemont, exiliado en Marruecos con un puñado de fieles entre los que estaban don Muhammad Khalifa , que en paz descanse , y don Mimun Mohamed.
Pude recabar hace pocos días de un importantísimo dirigente histórico del PDM, que experiencias como el 15M y los círculos de Podemos les recordaron al movimiento democrático del 85 del que nacieron las asambleas melillenses que luego constituyeron el PDM. El Gobierno del PSOE se cargó la formación y borró a sus militantes de nuestra memoria democrática. No olvidemos.

¿QUÉ ES EL "CONSENSO DE 1989"?


Entre 1985 y 1990, (cuando los rifeños conseguimos nuestros derechos cívicos), 30.000 vecinos peninsulares abandonaron la Ciudad, muchos porque preveían que iba a ser cedida a Marruecos y otros porque no querían vivir en igualdad de condiciones a los moros. Fuere como fuere, esta efeméride fue fundamental para que a día de hoy la población rifeña sea más de la mitad, y mayoritaria, cuando no la única, en los barrios obreros. 

No siempre fue así, con anterioridad los magrebíes melillenses eran considerados marroquíes, de hecho por el rechazo español a su nacionalización, el "movimiento rifeño del 85" evolucionó a una postura favorable a la doble soberanía, hispano-marroquí, a finales del 86 (Asamblea del Queipo). Marruecos fue fundamental para devolver a los magrebíes melillenses al redil español cuando inmediatamente se prestó a mantener al líder del colectivo, don Aomar Dudú, alejado de Melilla con el cargo nominal de "Gobernador", en un evidente pacto entre el Gobierno de Felipe González y Marruecos.

Con el líder en el exilio forzado, a sus compañeros se les pagó mucho para que disolvieran el sistema asambleario. España dio a los rifeños todo lo que exigieron estableciéndose el "consenso de 1989", basado, grosso modo, en que (para España), el Islam y las costumbres rifeñas son intocables; y en que (para los rifeños), que vieron el proceder de Marruecos, la españolidad de Melilla es incuestionable.

Los rifeños, a partir del 90, dejaron de escolarizar a sus hijos en la Residencia de Estudiantes Marroquíes Musulmanes, pasando a ser escolarizados en instituciones españolas que les (nos) imbuyeron de un agresivo sentimiento de superioridad y desconfianza hacia los marroquíes, que es en lo que se basa la españolidad aquí. Los rifeños no adquirimos cierta conciencia de no ser españoles hasta que viajamos a la península y el vulgo (o parte dél) nos lo echa en cara. Por ende, ni los jóvenes rifeños tienen conciencia de ser otra cosa que españoles ni tampoco el debilitado movimiento independentista puede sino reclamar el reconocimiento de una doble nacionalidad que de facto es una realidad en algunos aspectos administrativos y civiles. Por lo demás, no interesa que Melilla deje de "estar ocupada" -sic- si no, no se mantendría al líder en el exilio, ya van 30 años y nuestro pueblo no lo olvida.
A finales de los 2000, otro melillense independentista, pero éste de carácter mezquino y oportunista, fundó el "Comité para la liberación de Ceuta y Melilla", con la intención de ganar votos para su partido en la ciudad vecina de Beni Enzar, aprovechando ser melillense e independentista (algo muy popular en Marruecos). En 2012, Marruecos volvió a actuar como lo hizo en 1987, mandando "cordialmente" disolver el Comité, llegando a manifestar arrepentimiento el líder melillense, Yahya Yahya, en la prensa local, por su creación.
Así las cosas, el Estado español ha hecho un trabajo brillante para mantenerse en el norte de África, beneficiándose de su presencia Marruecos, y los marroquíes nacionalizados, que ya han perdido conciencia de ser otra cosa que españoles de religión musulmana. Como analista, dudo que haya un cambio en la orilla sur del Mediterráneo, al menos hasta que cese la colonización de Andalucía por el Reino Unido. Según don Hassán II, en el Tratado de Madrid, por el que se cedía la administración del Sahara a Marruecos, hubo clausulas secretas respectivas a Cebta y Melilla. Así, de acuerdo a la parte marroquí, en 1976 se estableció que cuando se descolonizara Gibraltar se cedería o devolvería (según las partes) Cebta y Melilla a Marruecos. Lo cual podría basarse en el Derecho internacional para el que dos orillas de un estrecho no pueden pertenecer a un mismo país. Si fuera así, el Tratado de Madrid sería una enmienda al Tratado de Tetuán y justificaría la firme oposición (discreta) que tiene Marruecos contra todo independentista en Cebta y Melilla.